En noviembre de 1942, la tripulación se encuentra a bordo del USS Enterprise y la guerra se convierte en algo personal. El USS Enterprise es el único portaaviones que queda y está preparado para la guerra en el Pací­fico. Tanto la nave como su tripulación constituyen el único obstáculo que entorpece el avance de la armada japonesa.

Cuando la armada imperial nipona intenta retomar Guadalcanal, es el portaaviones USS Enterprise el que enví­a sus naves de transporte y destructores hasta la tumba en el mar en la que se convertirí­a el estrecho entre la isla de Guadalcanal, la Isla de Savo y la Isla Florida en las Islas Salomón, y que se conocerí­a como el Estrecho del Fondo de Hierro, por la cantidad de naves que se hundieron allí­

0 Comentarios

Dejá tu Comentario

  • Gravatar

    Tu NombreApril 22, 2010