Hace más de 5.000 años, los egipcios eran ya unos consumados maestros en ingenierí­a y construcción. Los grandes faraones que dominaron aquel lejano mundo quisieron dejar su huella para la posteridad erigiendo monumentos asombrosos, muestra de su poder. Las colosales construcciones de piedra, pirámides, templos y palacios, logradas con unos medios de construcción tan primitivos y un avanzado saber matemático, han asombrado al mundo entero.Las reconstrucciones incluyen la pirámide escalonada del faraón Zoser en Saqqara; las súper fortalezas de Senusret en Nubia; el hipogeo de Hatshepsut en Deir el-Bahari; la ciudad de Tel Amarna del faraón rebelde Akenatón y el templo de Ramsés II en Abu Simbel.

0 Comentarios

Dejá tu Comentario

  • Gravatar

    Tu NombreApril 22, 2010